TOP BANNER - Noticias Matutino
TOP BANNER -  Noticias Nocturno

Puebla cayó en casa ante Monterrey, en el debut de La Franja en el Clausura 2017.

Camoteros y Rayados comenzaron el partido con intensidad y con la firme idea de imponer condiciones desde los primeros instantes. El cuadro visitante fue el primero en inquietar el marco rival, con disparos de larga distancia protagonizados por Dorlan Pabón.

La primera jugada de verdadero peligro llegó a los 19 minutos, a través de Yimmi Chará, quien, tras un servicio de Pabón desde la izquierda, se plantó dentro del área ante Cristian Campestrini, pero el cancerbero argentino alcanzó a tapar el disparo y evitó el tanto regiomontano. La acción de Campestrini fue vital, pues momentos después, Puebla marcaría el 1-0.

A los 21 minutos, en cobro de esquina desde la derecha, Canelo aprovechó la asistencia de Damián Schmidt para rematar en soledad dentro del área rayada y vencer a Alexander Domínguez con un certero cabezazo. Los poblanos encontraban la ventaja y todo parecía encontrar rumbo a la felicidad.

Sin embargo, un par de minutos después, tras un servicio medido de Carlos Sánchez en cobro de esquina, Jesús Molina ganó la posición a Pablo Míguez y venció a Campestrini, para marcar el 1-1.

Ambas escuadras tuvieron oportunidades para marcar la segunda anotación, pero sería nuevamente Puebla, y nuevamente Canelo, los que encontrarían la ventaja en los cartones; a los 37 minutos, Carlos Gutiérrez apareció por el costado izquierdo y envió un centro medido al corazón del área, donde el goleador argentino chocó la pelota y conquistó su doblete y el 2-1 parcial. Antes de partir al vestidor, el mismo Canelo pudo marcar el tercero tras una nueva asistencia desde la izquierda, pero su remate no encontró portería, ahogando el grito en la afición presente en el dos veces mundialista.

La segunda mitad comenzó a tambor batiente para el cuadro de Rayados, que tras insistir de manera insistente, se encontró con un rebote en el área a los 56 minutos; César Montes habilitó a Molina y el mediocampista sonorense, con un remate inverosímil, encontró el 2-2 y el segundo gol en su cuenta.

Rayados pudo marcar el tercero pocos instantes después. A los 58, Édgar Castillo desbordó por la izquierda y envió centro que, tras caminar por el área poblana, encontró el remate del Pato Sánchez; sin embargo, el uruguayo mandó la pelota por fuera con el arco completamente vacío.

La polémica llegaría a menos de diez minutos del final, tras un choque en el área, sin mayor trascendencia, entre Schmidt y Funes Mori; sin embargo, el árbitro Adalid Maganda Villalva señaló la pena máxima ante la incredulidad de la plantilla camotera. Edwin Cardona aprovechó la oportunidad desde los once pasos y marcó el 3-2 en favor de Rayados.

Los poblanos pudieron marcar el empate en los últimos segundos del partido, tras un yerro del cancerbero regio, pero Míguez no pudo contactar la pelota, la agónica igualada se quedó en la imaginaria, y con polémica incluida, Puebla no evitó comenzar el torneo con una derrota.

Imagen: Martin Caselin